apartamentos en el castillo de la localidad de sarna casa de vacaciones en la Toscana casa de vacaciones en Casentino entre Florencia y Arezzo

Historia y Naturaleza en Sarna

El antiguo burgo fortificado de SARNA se encuentra a 610 m de altitud, en el ayuntamiento de Chiusi della Verna, sobre una colina dominante el valle.

Alrededor del pequeño pueblo algunos campos todavía están cultivados a cereales, forrajes y huertos, otros son jóvenes pinedas y bosques de abetos, mientras sobre algunos terrenos han sido realizados instalaciones de arboricultura de madera. Desde Sarna se puede gozar una óptima vista de la Verna y de su famoso Convento franciscano, y desde la parte opuesta una vista panorámica sobre el valle hacia Bibbiena y Poppi. El burgo, propiedad de los monjes benedictinos de la Abadía de Arezzo hasta el final del siglo XV, es caracterizado por un círculo de paredes constituido por las mismas casas, por la puerta medieval, por la plazoleta central dónde se asoman la iglesia dedicada a las santas mártires Flora y Lucilla y el antiguo Palacio del Abad, que domina todo el pequeño pueblo con su mole.

Breve historia de Sarna

Parece que el nombre SARNA, signifique “entre las aguas”, con probable referencia a los dos arroyos cercanos (Corsalone y Rassina) y a los varios manantiales de los alrededores. El nombre también evoca el nombre “Arno”, y podría ser una metátesis de “Rasna”, el nombre que se daban los Etruscos.
Una carretera romana pasaba por Sarna: la vía Abaversa.
Ya antes del Mil, Sarna constituía, junto a Vezzano, Chitignano y Compito, una de las cuatro “Cortes” del territorio de Chiusi in Casentino. (Las Cortes eran territorios semi-autárquicos que hacían parte de un condado).
Ya en el siglo XII Sarna pertenecía a la Abadía aretina de las Santas Flora y Lucilla, que tenía muchas posesiones en Arezzo, alrededores y en Casentino. En 1298 el abad Guglielmo dio el pequeño pueblo de Sarna, a exclusión del palacio del abad, en feudo a Orlando di Salinguerra, nativo del Monte Santa Maria en Val Tiberina y probable miembro de la familia de los marqueses del Monte Santa Maria. En 1357 Sarna fue tomada y saqueada por las bandas de Marco Tarlati, Señor de Bibbiena. En 1360 la República florentina derrotó los Tarlati e incluyó también Sarna, como Bibbiena y otros castillos del Casentino, en su dominio.
El pequeño burgo fortificado quedó propiedad de los monjes de la Abadía aretina hasta el final del siglo XV, y más veces el abad se amparó con sus monjes cuando en Arezzo hubo la peste. En el 1436 el abad Antonio da Prato hizo restaurar la puerta y las paredes castillanas que se caían por vetustez.

Altre immagini: